¿Por qué mi perro come pasto?

Si al pasear con tu perro observas que se interesa por comer pasto o cualquier tipo de hierba que consiga, no te preocupes porque no es sólo tu mascota, se trata de una conducta instintiva.

La mayoría de los caninos se sienten atraídos por consumir cualquier tipo de hierba y es totalmente normal. Lo que sí hay que tener en cuenta es que hay muchos mitos del por qué lo hacen.

Mitos y verdades de por qué los perros comen pasto

Unos de los mitos más populares en cuanto a este tema, es que el perro come pasto para poder vomitar, purgarse, por algún problema intestinal o porque tiene deficiencias nutricionales.

Todo esto es totalmente falso, pues la única razón por la que lo hacen es porque se trata de un comportamiento instintivo totalmente normal en esta especie.

Esto se debe a que los caninos, cuando hacían vida en espacios naturales, consumían cierto tipo de plantas, frutas y verduras, además de la carne, simplemente porque estos alimentos formaban parte de su dieta.

Así que ellos, por instinto, conservan ese comportamiento y siguen sintiendo el deseo de ingerir distintos tipos de hierbas .

Lo hacen para purgarse

Este mito es uno de los mas comunes y por ser así, los propietarios de los perros dejan que el canino lo haga, pues creen que es una conducta que contribuye con su salud, porque los desparasita.

Pero en realidad no es así, pues el sistema digestivo del perro ya ha evolucionado genéticamente y no está diseñado para consumir plantas. Entonces, al no poder desecharlo, el estómago comienza a inducir el vómito.

Para los perros, el pasto resulta bastante divertido, sobre todo porque es una manera de probar sabores nuevos. Pero no significa que sea bueno para su salud, así que debemos evitar que lo hagan.

Razones para no dejar que tu perro coma pasto

La primera razón por la que no debemos permitir que nuestra mascota ingiera pasto, es porque hay una gran cantidad de plantas que pudiesen ser tóxicas e incluso causarles la muerte.

Aunque tienen una gran capacidad olfativa, los perros no saben distinguir las plantas inofensivas de las tóxicas, entonces dejarlos ingerir cualquier planta, representa un riesgo para su salud, pues el consumo podría desencadenar en problemas neurológicos, renales o incluso provocar la muerte. 

La segunda razón es que el pasto de parques o de las áreas comunes, suelen estar en contacto con heces, orina u otro tipo de contaminantes de animales enfermos o roedores y aves, que pudieran transmitirles enfermedades graves. Así que dejarlos consumir estas plantas también representa un riesgo, pues podrían estar dando paso a cualquier bacteria.

En este tipo de ambientes también es común que se críen diversos tipos de parásitos, que al adherirse a las plantas, el perro pudiese ingerirlos y afectar su sistema digestivo.

Por esta razón, resulta importante mantener un buen plan de vacunación y desparasitación para tu mascota, sin importar su edad, pues siempre están en riesgo de adquirir este tipo de agentes.

La tercera razón es que en el pasto pudiesen haber residuos de plaguicidas, producto de alguna jornada de fumigación, y el perro al ingerir las plantas, pueda intoxicarse. 

¿Qué debo hacer para que mi perro no consuma pasto?

La solución para que tu perro no consuma pasto es que al hacerlo, desvíes su atención hacia algún juguete, galleta para mascotas o cualquier otra cosa que logre sacarlo del comportamiento.

También puedes hacer que su paseo sea un poco más divertido y no solo para realizar sus necesidades fisiológicas, pues en ocasiones, los perros suelen drenar su ansiedad comiendo plantas y resulta necesario ejecutar actividades físicas que lo distraigan de ese comportamiento.



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados