¿Qué debes saber antes de tener un perro Pastor?

Si tu delirio son los perros de pastoreo y deseas adoptar alguno como mascota, te invitamos a conocer algunos factores que debes considerar, según la Médico Veterinaria Laura Londoño.

Algunas de las razas más conocidas de este tipo son: el Pastor Alemán, Pastor Australiano, Pastor Ganadero, Pastor Collie, Border Collie, Pastor Inglés y Pastor Belga. También se incluyen los caninos producto del cruce de los anteriores.

Los perros pastores son animales que se caracterizan por su belleza y porte, siendo esta una de las razones por la cual muchas personas se interesan en tenerlos como mascotas.

Pero realmente, la mayoría de estas personas, desconoce muchos aspectos importantes sobre este tipo de perros, que deben considerar antes de acogerlos como parte de su familia. 

Es por esta razón que queremos darte algunos tips de su historia, comportamiento, naturaleza y genética.

Hay varias características que tienen estos perros y que son de suma importancia, pues de esto dependerá el bienestar tanto de la familia como del animal.

Son perros nerviosos

Una de ellas es el temperamento, pues estos perros, aunque son muy cariñosos, suelen ser muy nerviosos. 

Sabemos que el miedo es una condición con altas probabilidades de ser heredada, y que además, las razas son perfectamente creadas para cumplir un objetivo específico. 

En este caso, al cruzar cualquier tipo de perros pastores, con condiciones de nerviosismo, se obtendrán caninos con niveles altos de sensibilidad al movimiento, que resultan ideales para cazar presas, pero cuando son llevados a entornos familiares, la integración podría ser un problema.

Por esta razón, son catalogados como perros nerviosos o que suelen tener reacciones con una sensibilidad mayor que otras razas, ante cualquier circunstancia que ocurra en su entorno.

La veterinaria coloca como ejemplo al Border Collie, una raza muy popular en estos tiempos, que cada vez se hace más común verla como parte de muchas familias. 

Este tipo de perros suele ser muy sensible, pues fue creado para tener este temperamento, lo cual puede significar un elemento negativo para la convivencia, si no se maneja de la forma adecuada.

Son muy inteligentes

Los perros de pastoreo se caracterizan por ser muy inteligentes e incluso han llegado a ocupar los primeros puestos en esta categoría. Pero el hecho de tener esta virtud, hace que la responsabilidad con ellos sea mucho mayor, pues no son mascotas que estén dispuestas a pasar todo un día sin hacer nada, sino por el contrario, necesitan desarrollar actividades de estimulación mental.

Si un perro pastor no practica actividades donde tenga que utilizar su mente para conseguir comida, ejercitarse u olfatear, van a acumular mucha energía y lo más seguro es que comiencen a desarrollar comportamientos inadecuados.

Son perros de pastoreo

Aunque parece lógico, hay muchas personas que no consideran este factor al adoptar caninos de este tipo, y cuando son integrados a la familia, por instinto comienzan a pastorear a otros animales del hogar, niños e incluso adultos.

Uno de los comportamientos más frecuentes de este tipo de razas, es que tienden a morder los tobillos de las personas, siendo esta, una manera de desarrollar su naturaleza e instinto, pero que muchas personas no tienen el conocimiento de que sea así y tienden a confundirlo con conductas agresivas. 

Son perros de trabajo

Los perros pastores son animales de trabajo que necesitan desarrollar actividades diarias relacionadas con su naturaleza e instinto, as decir, no con mascotas de compañía.

Además, son caninos que necesitan ejercitarse diariamente y es que, no es casualidad que muchas de estas razas sean ideales para participar en actividades deportivas para perros.

Por ejemplo, el pastor alemán es un perro ideal para ejecutar actividades de defensa, pero para lograrlo, es necesario enfocarse en tres elementos objetivos que son: la obediencia, la protección y el rastro. Es una raza que necesita realizar actividades diarias que refuercen estos factores, pues de esta manera mantienen una estabilidad emocional y un bienestar instintivo.

Factores que debes considerar antes de tener un perro pastor

  • En primer lugar, debes conocer la naturaleza de la raza, pues de esta manera sabrás satisfacer las necesidades instintivas de tu mascota. Esto evitará que tenga comportamientos inadecuados y te ayudará a estar preparado para el temperamento del mismo.
  • Debes ser muy juicioso con la socialización de tu cachorro, sobre todo en los primeros tres meses de vida, intregrándolo a diversos ambiente, ya que son perros con una sensibilidad mucho mayor que otras razas, y necesitan de un periodo de adaptación para lograr incluirse en el entorno y que crezca con un equilibrio emocional.
  • Son perros que no se deben sobreestimular, pues por ser bastante sensibles, pudiese marcar más el nerviosismo en su temperamento y a raíz de esto, presentar conductas irritables, agresivas o que desencadenan estrés en tu mascota.
  • No son perros ideales para familias que no tengan la disponibilidad de tiempo de atenderlos o que sean personas inexpertas en el trato de mascotas, pues como ya hemos visto, no son animales fáciles de manejar, sobre todo en los primeros meses de vida que deben integrarse al entorno.
  • Además, son perros que necesitan ejercitarse diariamente, realizar actividades de estimulación mental vinculadas a su naturaleza, que no pueden suplirse con una vida sedentaria.
  • Los perros pastores son caninos que tienen una mutación en un gen, donde este, es el responsable de producir una proteína que se encarga de regular la absorción y eliminación de ciertas sustancias y medicamentos. Es decir, que en los perros pastores, esta barrera es poco eficiente y por lo tanto, tienden a absorber los fármacos en mayor cantidad que otras razas, generando toxicidad en muchas ocasiones. 

En conclusión, te recomendamos realizar una investigación profunda de la raza que deseas adoptar como mascota, y de esta manera, puedas conocer si las características de la misma se adecuan a tus condiciones de vida y no de forma contraria, pues podría verse perjudicada la familia y el perro.


Recuerda que los perros tienen patrones de conductas instintivas, que de no ser atendidas de forma correcta, podrían convertirse en comportamientos inadecuados que afecten la convivencia.




Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados